espectador negocios

Shell Rimula: el único lubricante diesel con una variante para cada necesidad

A menudo recibimos consultas o comentarios acerca de algunas prácticas erróneas y muy poco saludables, como la de agregar aditivos a los aceites de motor.

autor: Ing. Guillermo Kuster, Lube Engineer – Oil Analysis Technician

Jueves 20 de abril del 2017

imagen descriptiva del contenido
Shell Rimula: el único lubricante diesel con una variante para cada necesidad
El argumento más utilizado para justificarlas es la detección por parte del usuario, o de quien se encarga del mantenimiento de los equipos de un aumento de consumo de lubricante, humo excesivo de escape, caída de presión de aceite, etc. Presentamos a continuación algunas consideraciones respecto este tema.

Lo primero que se debe tener en cuenta es que todas las marcas de aceite prestigiosas del mundo hacen hincapié en que no se debe agregar aditivos de ninguna clase a sus lubricantes, ya que cuando estos se formulan toda la capacidad de solubilizar aditivos de la base está saturada con los indicados para la función con la que fue diseñado ese aceite. Muchas veces se nos dice que se percibe una mejora en los síntomas que llevaron a tomar la decisión de utilizarlos. Sin embargo se comete un grave error, ya que como aclaramos antes es imposible que se solubilicen y terminarán invariablemente precipitando en los circuitos de lubricación, ensuciando y obstruyendo los mismos, siendo entonces mucho peor el remedio que la enfermedad!... 

El desgaste es la consecuencia natural e inevitable del uso, y lo que debemos hacer entonces es minimizarlo al extremo posible, eligiendo el lubricante correcto para cada estado y condición de trabajo del motor que vamos a lubricar, ya que éste contendrá los aditivos indicados para cada necesidad, con el balance correspondiente de todos ellos. Lo más importante entonces es que usted cuente con el asesoramiento correcto para tomar la decisión más acertada y saludable para su motor; y, dicho asesoramiento debe de fundamentarse en toda la información obtenida a través de análisis de aceite, inspección de la unidad y sus condiciones y régimen de trabajo, para poder hacer un diagnóstico de situación, y recomendaciones serias. Este es un tema que amerita un análisis mucho más extenso y detallado, por su extrema importancia en la longevidad de los motores a explosión, pero que lo dejaremos para otro momento.

La línea Rimula de Shell ha sido desarrollada con la tecnología Dynamic Protection, que combina GTL con aditivos especialmente diseñados para motores diesel, lo que hace a Shell Rimula la familia más completa del mundo para estas aplicaciones, que ofrecen nieveles superiores de protección y limpieza. 

En Uruguay hay disponible en este momento siete diferentes tipos de este aceite, que son: Shell Rimula R6 10W-40 100% sintético, Shell Rimula R5 10W-40 Tecnología Sintética (semisintético), Shell Rimula R4X 15W-40 (Grupo II+GTL), Shell Rimula R3 Turbo 15W-40 mineral, Shell Rimula R2 Extra 15W-40 mineral, Shell Rimula R2 Multi 20W-50 mineral y Shell Rimula R2 Multi 25W-50 mineral. 

Si su motor comienza a manifestar algún síntoma de desgaste (como los descriptos al principio de esta nota) el Rimula R2 Multi 20W-50 es el indicado. Si el problema es mucho más grave, utilice Rimula R2 Multi 25W-50, ya que ambos pueden extender mucho la vida útil de su motor, manteniendo sus partes vitales completamente protegidas. 
Compartir

Compartir: Agregar a Facebook Agregar a Twitter Agregar a Google Buzz Agregar a Linkedin Agregar a Delicious Agregar a Digg Agregar a Technorati Agregar a Reddit

Secciones relacionadas