espectador negocios

Balance trabajo-vida personal y flexibilidad a nivel mundial

En esta oportunidad presentaremos los resultados de una encuesta que PwC llevó a cabo a nivel mundial en 75 países, en el año 2015. En la misma se encuestaron a 8.756 mujeres de la generación del milenio (personas nacidas entre los años 1980 y 1995) con el objetivo de investigar cómo se sienten en el mundo laboral actual y cómo proyectan su carrera profesional en el futuro. Es de destacar que de dicha población, el 24% tenía
hijos a cargo al momento de llevar a cabo la encuesta.

autor: Inés Pagola Curto

Miércoles 24 de agosto del 2016

imagen descriptiva del contenido
Balance trabajo-vida personal y flexibilidad a nivel mundial
Inicialmente vale resaltar de la investigación, las principales razones por las cuales las mujeres manifestaron permanecer en la organización en la cual trabajan actualmente. Como primera razón, mencionaron las oportunidades que le ofrece la misma para el desarrollo de su carrera laboral; en segundo lugar, indicaron que deciden quedarse por el paquete competitivo de remuneraciones que se les ofrece y, en tercer lugar, debido a las iniciativas que promueve la empresa para fomentar el balance trabajo-vida personal.

Los resultados arrojados por dicho estudio sobre esta última causa son el punto sobre el cual vamos a profundizar en esta instancia.

En primer lugar, cabe destacar que el 97% de las mujeres encuestadas manifestó que valoran las iniciativas implementadas que buscan equilibrar la vida personal y laboral. Asimismo, este alto porcentaje se vio reforzado también al momento de revelar las principales razones por las cuales abandonarían la organización en la cual trabajan. La segunda causa más reiterada fue: “Mi trabajo y mi vida personal se encuentran desbalanceados. Quiero un cargo que me ofrezca mayor flexibilidad”.

Las declaraciones manifestadas anteriormente se presentaron en forma pareja en todas las industrias y en todos los países en los cuales fue aplicada la encuesta.

Por otra parte, el 55% de las mujeres encuestadas manifestó que las demandas del cargo que ocupan actualmente interfieren significativamente con su vida personal.

Según la investigación, dicha interferencia disminuye a medida que la mujer ocupa un cargo de mayor jerarquía en la organización, ya que la misma posee mayor control sobre su trabajo. En efecto, a medida que los colaboradores ocupan cargos de mayor jerarquía en la organización, la demanda de carga de trabajo llega a veces a ser inmanejable, sin embargo, las posiciones de mayor nivel son las que tienen mayor control sobre dónde, cómo y cuándo realizar el trabajo.

Siguiendo con los resultados del estudio, el 43% de las encuestadas declaró que se encuentra haciendo uso de alguna iniciativa de trabajo flexible ofrecida por la organización. En contraposición, el 32% de las mujeres encuestadas expresó que no tienen la oportunidad de aprovechar ningún tipo de acuerdo que favorezca el trabajo flexible. 

En esta misma línea, el 50% de las mujeres encuestadas reveló que si bien en la organización en la cual trabajan existen iniciativas que persiguen la flexibilidad, las mismas no se encuentran implementadas en la práctica. En este sentido, desde nuestra experiencia en consultoría consideramos que las organizaciones deben desplazarse desde una cultura de programas y políticas solamente escritas y poco o mal comunicadas, hacia una cultura de iniciativas llevadas a la práctica. Resulta fundamental que las organizaciones integren las acciones que fomentan el balance trabajo-vida personal a la propuesta de valor
de la empresa y comuniquen la misma.

En este sentido, las organizaciones que llevan a cabo este tipo de iniciativas son conscientes de la importancia de crear una cultura de trabajo flexible no solo para las mujeres de la generación del milenio, sino para todos los colaboradores y todas las generaciones que forman parte de la empresa. Asimismo dichas organizaciones están acostumbradas a fomentar una cultura que valora el cumplimiento de objetivos en tiempo y forma, frente a una cultura muy arraigada desde hace años que valora el cumplimiento del horario y la presencia física en el lugar de trabajo.

Las principales ventajas de contar con un programa que fomente dicho balance se reflejan en una mayor atracción de nuevos colaboradores a la organización, en un aumento de la fidelización de los empleados, y - por ende- en una mayor retención de los mismos.

Lea el informe completo más abajo...
Contenidos Relacionados:
Compartir

Compartir: Agregar a Facebook Agregar a Twitter Agregar a Google Buzz Agregar a Linkedin Agregar a Delicious Agregar a Digg Agregar a Technorati Agregar a Reddit

Secciones relacionadas