espectador negocios

Encuesta sobre Percepción del Entorno de los Negocios 2016

Encuesta sobre Percepción del Entorno de los Negocios 2016

El Instituto de Competitividad se encuentra en las etapas de finalización del Informe de Competitividad Uruguay 2016.

autor: Luis Silveira, Investigador del Instituto de Competitividad

Lunes 20 de junio del 2016

imagen descriptiva del contenido
Encuesta sobre Percepción del Entorno de los Negocios 2016
El primer Informe de Competitividad Uruguay se publicó en marzo de 2014, con el objetivo de analizar la situación competitiva del país a partir de los enfoques conceptuales que se han venido desarrollando en el Instituto.

La idea central para llevar adelante la investigación es la de generar una contribución al debate nacional, al difundir un análisis y una posible evaluación de la competitividad nacional, más allá de la discusión del Tipo de Cambio Real, indicador muy utilizado para medir la competitividad macroeconómica. 

El marco teórico del informe se basó en los enfoques conceptuales que se han venido desarrollando y profundizando en el Instituto desde su creación, tanto en los cursos sobre Microeconomía de la Competitividad, como en otras diversas instancias de trabajos, estudios e investigaciones, y en los diversos intercambios académicos con investigadores y centros de estudio de otras universidades de diversos países.

En este sentido, uno de los aportes relevantes del informe es la realización de encuestas a  diversos actores que tienen que ver con la competitividad nacional, sobre el Entorno de los Negocios e Internacionalización de las empresas uruguayas.
 
Por ejemplo, para este segundo informe se han realizado encuestas a empresas exportadoras, a empresas en general, a empresas del Sector TIC y a docentes de la Facultad de Ciencias Empresariales de la Universidad Católica del Uruguay. En este artículo se presentan resultados preliminares que se han extraído de la última encuesta mencionada.

Es interesante el perfil de los docentes que respondieron la encuesta, porque además de ser docentes en la Facultad de Ciencias Empresariales de la UCU, 56% son consultores en empresas y organizaciones, 48% profesionales independientes, 26% funcionarios de organismos públicos, 15% tienen cargos gerenciales y 10% son directivos en empresas u organizaciones. Como se puede apreciar, las respuestas a la encuesta provienen de profesionales que tienen una visión muy amplia de lo que es la economía y el entorno de los negocios a nivel nacional.

En lo que refiere a la encuesta en particular, para este artículo se han seleccionado dos preguntas para analizar, como un adelanto a lo que se podrá encontrar en el informe.

La primera pregunta que consideramos resulta de suma importancia y relevancia es la referida a los obstáculos que se pueden presentar en los negocios en Uruguay. En concreto la pregunta planteada fue: ¿En qué medida cada uno de los siguientes elementos es un obstáculo para los negocios en Uruguay?

Las respuestas estaban tabuladas en una escala de 1 a 5 dónde 1 era un No es un obstáculo a 5 Obstáculo muy severo. 

Más del 50% de los encuestados considera como un obstáculo muy severo la conflictividad laboral y un 48% la falta de acuerdos comerciales fuera del MERCOSUR. Si se considera además el porcentaje que responde que es un obstáculo severo, los porcentajes suben a 69% y 77% respectivamente.

Son percibidos como obstáculos mayores: los costos de transporte (54%) y las regulaciones laborales (40%). Si se considera el porcentaje que responde que es un obstáculo severo, el valor en ambos casos es más del 70%. Otro concepto que parece ser un obstáculo mayor es la falta de cultura de cooperación (34,3%).

En lo que refiere a los considerados obstáculos moderados se destacan: crimen, violencia e inseguridad (45,7%), acceso a institutos de investigación especializados (40%), recursos energéticos y naturales (37,1%), regulaciones públicas (34,3%), fuerza laboral educada (34,3%) y acceso a financiación (28,6%).

En cambio, se perciben como un obstáculo menor la corrupción (28,6%) y como un no obstáculo el desarrollo de las telecomunicaciones (45,7%).

La segunda pregunta que consideramos muy interesante trata de captar la percepción de cómo se desempeña o se  va a desempeñar el entorno económico en los próximos años. 
En el primer caso el 67% responde que el comportamiento del entorno económico en 2016 es peor que en años anteriores, un 20% que se ha comportado igual y solo el 14% que se ha comportado mejor.

Los resultados no son muy diferentes si la pregunta hace referencia al futuro cercano (2016/2017). En este caso, el 60% opina que el entorno económico se comportará peor, un 23% igual y un 17% que se comportara mejor en los años 2016 y 2017.

En resumen, los dos obstáculos muy severos para los negocios en Uruguay que los encuestados señalan, el nivel de conflictividad laboral y la falta de acuerdos comerciales fuera del MERCOSUR, son aspectos que afectan directamente a la competitividad empresarial. El primero por aumento de costos derivados del factor trabajo (al igual que las regulaciones laborales que son señaladas como un obstáculo severo) y el segundo con la capacidad de  la inserción internacional de las empresas uruguayas. Otro aspecto que es considerado un obstáculo severo son los costos de transporte, que tiene su reflejo en la falta de adecuación de la infraestructura de carreteras y ferroviaria necesarias a la nueva realidad productiva del país.

La falta de cultura de cooperación es un  aspecto que, de acuerdo a la literatura de clústeres y de innovación, son críticos para incentivar la innovación y la internacionalización de las empresas. Pero, también es necesario poner foco en los obstáculos considerados moderados, que si bien de acuerdo a los encuestados en el presente no son considerados obstáculos muy importantes, como son el crimen, violencia e inseguridad, el acceso a institutos de investigación especializados, los recursos energéticos y naturales, las regulaciones públicas, la fuerza laboral educada y/o el  acceso a financiación adecuada o necesaria, son todos catalizadores fundamentales para la competitividad empresarial y la internacionalización de las empresas uruguayas. 

Por último, es de destacar la muy buena apreciación que se tiene de la existencia de corrupción y del desarrollo de las telecomunicaciones en Uruguay, por su importancia como factores facilitadores del entorno de los negocios. Percepciones que además han sido ampliamente corroboradas en los diferentes índices en dónde se clasifica la posición de Uruguay al respecto.

Luis Silveira
Investigador del Instituto de Competitividad
Compartir

Compartir: Agregar a Facebook Agregar a Twitter Agregar a Google Buzz Agregar a Linkedin Agregar a Delicious Agregar a Digg Agregar a Technorati Agregar a Reddit

Secciones relacionadas
En Espectador Negocios
publicidad

En Portada