espectador negocios

Movilidad internacional: moverse con un propósito

El avance de la tecnología ha permitido que los mercados se encuentren más conectados que nunca y eso ha cambiado la forma de hacer negocios. Pero esto no es una novedad, lo que sí es, es el rol que los trabajadores adquieren en esta nueva forma de negocios, donde cambia cómo son reclutados, organizados y gestionados.

autor: María José Barreiro - Consultor Senior de Advisory PwC

Lunes 07 de noviembre del 2016

imagen descriptiva del contenido
Movilidad internacional: moverse con un propósito
En una aldea global es imposible no pensar en nuevas formas de movilidad, y particularmente nuevas formas de desarrollo de la movilidad internacional.

Las movilidades internacionales que implicaban relocaciones de tres y cuatro años en el exterior han terminado, las asignaciones actuales surgen como una respuesta a las demandas de los mercados y a las necesidades de los empleados. Estas asignaciones contemplan otro tipo de movilidad internacional, que inclusive aunque parezca irónico, pueden no implicar relocalizaciones en absoluto. 

Desde la perspectiva de la organización, la movilidad internacional permite desarrollar nuevas oportunidades de negocios fuera del mercado local, es por ello que no son únicamente las empresas multinacionales las que participan, sino también hasta las pequeñas empresas nacionales. La movilidad internacional permite que la organización se desarrolle en mercados internacionales con las personas que sean adecuadas para desempeñar las tareas, con el expertis necesario, en un corto plazo. Actualmente las movilidades que han adquirido una mayor relevancia son las denominadas “asignaciones de corto plazo” y los “trabajadores internacionales”.

Consideramos que una asignación es de corto plazo cuando una persona o un grupo selecto de individuos que trabajan en la organización, deben viajar al exterior para realizar un proyecto determinado en un plazo previamente establecido. Considerando la definición anterior, podríamos considerar como ejemplo una empresa constructora en la cual surja la oportunidad de desarrollar un hotel de gran porte en el exterior. La necesidad de que determinadas personas con un perfil específico viajen al exterior para desarrollar sus funciones radica en las ventajas en el tiempo y en los costos, además de que puede que en la nueva locación no existan personas con el expertis y la experiencia requeridas. En este caso, el personal experto del país de origen viajaría por el tiempo que se desarrolle el proyecto en el exterior, sin necesidad de relocalizarse por un tiempo prolongado.

Otro tipo de movilidad que es usualmente utilizada y es además una de las más difíciles de gestionar dentro de la organización, es la de los trabajadores internacionales. Estos son los trabajadores que para desempeñar sus tareas habituales deben necesariamente viajar, y se encuentran trabajando habitualmente en empresas multinacionales. Consideremos en este caso como ejemplo la figura del Gerente Regional de Recursos Humanos.

Por otro lado, dentro del análisis debemos considerar la perspectiva del empleado y lo que implica para él la movilidad internacional, ya que esta puede no solo modificar la realidad de la organización sino también su propia realidad. Actualmente la movilidad internacional es concebida como una ventaja competitiva para las organizaciones, sobre todo si consideramos lo que implica para las nuevas generaciones y particularmente para la generación denominada Millennials. Esto se debe a que estas generaciones buscan movilidad en el ámbito laboral, y es por eso que es un aspecto que debe considerar también la organización a la hora de atraer y retener al personal. 

Las preferencias y las expectativas que genera esta movilidad en cada uno de los participantes es uno de los mayores desafíos que deberán de enfrentar quienes lideran el Capital Humano. Además deberán analizar los requerimientos migratorios, la seguridad social, los impuestos y otros temas que a diferencia de la movilidad aún no son globales. Preguntas tales como: ¿Cuál será la remuneración que deberá percibir?, ¿Qué sucederá con los aportes jubilatorios?, ¿Deberá percibir una compensación especial por el tiempo que resida en el exterior? deberán responderse. Una vez que existan estas respuestas deberán darse las comunicaciones adecuadas, para que las distintas partes involucradas reciban claros mensajes acerca de la movilidad.

El reto estará también en lograr claras políticas, sobretodo en el caso de las organizaciones donde la movilidad es algo habitual, considerando las particularidades de cada una de las distintas situaciones que se presenten. Desde Capital Humano deberán definirse estrategias para estas movilidades que brinden respuestas ágiles y que se adapten a las necesidades tanto de la organización como de los colaboradores. 
                                         
El uso de la tecnología juega un rol muy importante en el trabajo global, si bien actualmente el uso de la misma es generalizado, debemos asegurarnos que quienes se dispongan a viajar cuenten con todos los elementos necesarios para poder estar en contacto habitual y realizar sus tareas sin dificultades. Pese a esto, el uso de la tecnología no debe eximir el contacto más terrenal para la realización de las tareas, intentando encontrar entre ambos el equilibrio adecuado.

Por último y no por ello menos importante, deberán efectuarse los monitoreos necesarios para medir el trabajo realizado en el exterior. Es por ello que deberá definirse un plan de trabajo, evaluar el desempeño obtenido por los colaboradores en el exterior, definir los objetivos del trabajo, y una vez comenzado el trabajo en el caso de que surjan desvíos realizar los ajustes necesarios para lograr las metas. 

Por más información ver www.pwc.com/globalmobility
Compartir

Compartir: Agregar a Facebook Agregar a Twitter Agregar a Google Buzz Agregar a Linkedin Agregar a Delicious Agregar a Digg Agregar a Technorati Agregar a Reddit

Secciones relacionadas