espectador negocios

El dólar en Uruguay: medidas del Gobierno y perspectivas para los próximos meses

Análisis del economista Uri Lichtenstein, de la consultora Deloitte

autor: Deloitte

Jueves 10 de junio del 2010

JUAN ANDRES ELHORDOY (JAE):
“El alcance de las medidas que anunció el gobierno el lunes se verá progresivamente en el tiempo ya que hay un compromiso sólido para apuntalar esto”, dijo el ministro de Economía, Fernando Lorenzo, ayer en la entrevista realizada en En Perspectiva.

Fue tras el anuncio que emitió el gobierno sobre importantes compras de dólares para sostener el valor del tipo de cambio.

Entre los analistas aparecieron respuestas que marcaron algunas dudas acerca de la eficacia de esa medida. De todas maneras, desde el día del anuncio el dólar subió un 3,1% en nuestro país. ¿Cómo se explica esa suba? ¿Cuánto jugaron los anuncios del gobierno? Y en términos más generales, ¿qué se puede esperar para el dólar luego de conocidas estas medidas?. El diálogo es con el economista Uri Lichtenstein, de la consultora Deloitte.

¿Cómo analizan en general el comportamiento del dólar?


URI LICHTENSTEIN (UL):
El dólar bajó mucho el año pasado en nuestro país. En lo que va de este año el dólar ha oscilado entre los 19 pesos y los 20 pesos. Concretamente ayer, el tipo de cambio cerró por encima de los 20 pesos, lo que representó el cierre más alto en lo que va de 2010.

Antes de comentar las medidas anunciadas por el gobierno, es importante señalar que a nuestro juicio hay varios factores que juegan a favor de una moneda apreciada. Estábamos proyectando un dólar bajando hacia los 19 pesos a fin de este año. La verdad es que días atrás el tipo de cambio estuvo bastante cerca de esos valores, incluso a pesar de la volatilidad y a pesar de la incertidumbre que generaba la crisis europea. Eso nos confirma que hay factores que juegan a favor de que el dólar continúe estando muy barato en nuestro país y en principio ese escenario no parece haberse modificado sustancialmente en estos días.


JAE - ¿Cuáles son los principales factores que están detrás de este dólar barato?


UL - En primer lugar, debemos mirar el marco externo. En las economías desarrolladas las tasas de interés se ubican en mínimos históricos, y eso favorece el ingreso de capitales hacia nuestro país. En segundo lugar, también están ingresando a Uruguay divisas como resultado de las exportaciones. En los últimos meses hemos observado aumentos importantes en los precios internacionales de algunas materias primas que Uruguay exporta (carne, celulosa, lácteos).

En este marco, las exportaciones están creciendo muy fuertemente. Para ser más ilustrativos: la ventas al exterior medidas en dólares, están situándose en niveles similares a los máximos de mediados de 2008. Las medidas en términos reales, están bastante por encima de aquellos valores…

Decíamos entonces: ingreso de capitales por el canal financiero, ingreso de divisas por mayores exportaciones. Hay un tercer elemento que favorece la apreciación del peso uruguayo y es el fuerte crecimiento de la demanda interna. Este crecimiento tiende a encarecer a los bienes y servicios que no son comercializables internacionalmente y su efecto en última instancia es el de una mayor apreciación real de la moneda. Todos esos elementos son los que han presionado a la baja al tipo de cambio a lo largo de los últimos meses.


JAE - ¿Cómo analizan ustedes el tema de competitividad?


UL -  Eso es cierto y a nuestro juicio debemos estar preocupados por el valor del dólar. Tenemos un tipo de cambio frente a Estados Unidos que está, más o menos, 30% por debajo de la media histórica. La situación de competitividad también se ha agravado mucho con relación a Europa en los últimos meses. Con ese mercado, el tipo de cambio también está en torno de 30% por debajo de la media histórica. En los últimos meses, hemos perdido competitividad frente a países como Australia y Nueva Zelanda, que también son importantes para Uruguay porque son países con los que competimos en las exportaciones de productos agropecuarios.

Por lo tanto, es razonable la preocupación por el valor del dólar y la pregunta es hasta qué punto la política económica tiene posibilidades de cambiar esta situación.


JAE -  Yendo justamente a las medidas anunciadas por el gobierno, ustedes señalaron que no esperaban un impacto muy importante ni muy duradero. Ahora, el dólar subió mucho el lunes y el martes luego de los anuncios. ¿Cómo se entiende eso?


UL -  Es cierto. El dólar subió 3,1% en estos dos días. Pero hay que tener presente que fueron días de bastante inestabilidad en los mercados financieros internacionales, y que la cotización del dólar también subió en otros países de la región como Brasil o Chile.
 
Con esto no estamos diciendo que los anuncios no hayan tenido ningún efecto; probablemente los anuncios tuvieron algún efecto de corto plazo sobre el tipo de cambio, pero el marco internacional también contribuyó con esta suba del dólar.
 

JAE - ¿Por qué piensan que las medidas no tendrán mucho efecto sobre el dólar?


UL -  En los últimos doce meses a mayo, el Banco Central hizo enormes compras de dólares (por 1.400 millones de dólares aproximadamente). Para realizar esas compras, debió emitir deuda en pesos.

En nuestra profesión no hay un consenso acerca de cuán eficaces son las intervenciones en el mercado de cambios que se realizan con emisión de deuda. Es un tema todavía abierto a bastante discusión y por eso respetamos cualquier opinión. De todos modos, tendemos a pensar que el efecto de este tipo de intervenciones es más bien transitorio y acotado.


JAE -  ¿Cómo juega el hecho de que ahora sea el gobierno el que sale a comprar los dólares?

UL - Lo que ahora se plantea el gobierno es emitir deuda para comprar dólares. En definitiva, algo similar a lo que venía haciendo el Banco Central en los últimos meses.

¿Qué se busca con este cambio? Principalmente, se busca ahorrarle el costo financiero de emitir deuda al Banco Central. Ese costo lo absorberá ahora el gobierno. Por ahora no sabemos cuán agresivo será el gobierno con sus intervenciones en el mercado de cambios, pero en principio, pensamos que esas compras de dólares financiadas con endeudamiento no cambiarán sustantivamente la tendencia del dólar, que como decíamos obedece fundamentalmente al contexto externo y al dinamismo de la demanda interna.


JAE -  ¿Qué otras medidas podría tomar el gobierno para actuar sobre el valor del dólar?

UL -  Por un lado, el Banco Central podría implementar una política monetaria más agresiva, podría volver a bajar la tabla de referencia. De hecho, a fines del año pasado el BCU ya bajó su tasa de política monetaria desde 8% anual hasta 6,25% anual.

El tema es que la inflación está en 7,1%, por encima del rango meta fijado por el gobierno (que va de 5% a 7%). Además, las expectativas de inflación a 18 meses también están por encima del rango objetivo del gobierno a ese plazo (4% a 6%). Con la economía uruguaya creciendo fuerte, con altos precios de exportación, nos parece que el gobierno enfrenta cierto riesgo inflacionario y en ese sentido, no parece haber margen para una nueva disminución de la tasa de referencia de la política monetaria.

De esta manera, la política fiscal debería jugar un rol más importante para contener las presiones de inflación y las presiones de apreciación sobre la moneda. En ese sentido, una política fiscal con un signo contracíclico contribuiría a contener las presiones de apreciación cambiaria y contribuiría a generar un mayor superávit primario. Ese superávit primario podría representar una fuente de fondos para la compra de dólares que pretende impulsar el gobierno, sin tener que recurrir a un mayor nivel de endeudamiento.

De todos modos, como comentamos otras veces, tendemos a pensar que no es mucho lo que el gobierno puede hacer para actuar de manera significativa sobre la trayectoria del tipo de cambio sin poner en riesgo la inflación.
Compartir

Compartir: Agregar a Facebook Agregar a Twitter Agregar a Google Buzz Agregar a Linkedin Agregar a Delicious Agregar a Digg Agregar a Technorati Agregar a Reddit

Secciones relacionadas