espectador negocios

Presidente de la Bolsa advierte: exigencias del BCU pueden provocar retirada masiva de corredores

Ángel Urraburu, presidente de la Bolsa de Valores de Montevideo (BVM), manifestó su preocupación por las recientes exigencias que el Banco Central del Uruguay (BC) fijó para los operadores del rubro. Entrevistado por En Perspectiva, afirmó que esta “sobreregulación” desincentivará a los agentes, quienes podrían retirarse en forma conjunta provocando una desfinanciación del organismo bursátil y dejando el mercado de valores “en manos de agentes externos o de los bancos”. Asimismo, Urraburu consideró fundamental que las normas de regulación estén relacionadas al estado de desarrollo del mercado e insistió en la idea de crear una comisión nacional de valores que incida en este sentido.

Lunes 15 de marzo del 2010


JUAN ANDRÉS ELHORDOY:
La Bolsa de Valores de Montevideo (BVM) solicitó una entrevista con el presidente del Banco Central del Uruguay (BCU), Mario Bergara, a efectos de plantearle su preocupación por las últimas exigencias que la autoridad reguladora fijó a los operadores bursátiles.

Las nuevas reglas establecidas por el BCU indican por ejemplo que desde el mes que viene los operadores deberán grabar las llamadas telefónicas de sus clientes y también deben guardar toda la correspondencia escrita como forma de mantener un registro de todas las transacciones realizadas o proyectadas.

Según la autoridad regulatoria, está detrás la reputación del país. La semana pasada, el superintendente de servicios financieros del BCU, Jorge Ottavianelli, dijo que Uruguay pretende adherir en breve a las reglas establecidas por la IOSCO (Organización Internacional de Comisiones de Valores).

Señaló además que esto, que tiene que entrar en vigencia en breve, “no tiene marcha atrás” y que se quiere “ganar en transparencia ” para mejorar así la reputación del país.

Por otro lado, fuentes del sector privado han dicho con insistencia a En Perspectiva que la flamante regulación pone en peligro el futuro de muchos agentes y de la propia BVM.


***


JAE – Estamos con el presidente de la BVM, Ángel Urraburu. ¿Coincide con estas advertencias que han surgido del sector privado, de operadores que dicen que está en riesgo el futuro de muchos agentes y de la BVM?

ÁNGEL URRABURU:
Sin duda que sí, esos comentarios seguramente deben estar hechos por gente muy vinculada o cercana a la BVM. En la Bolsa en los últimos años hemos tratado de hacer esfuerzos muy fuertes para nivelar sus cuentas, su situación financiera, que no es la mejor. Lógicamente es difícil que la institución que está en el centro de un mercado de valores muy poco desarrollado se encuentre en una holgada situación económica o financiera; hemos logrado equilibrarla en forma bastante importante y estábamos muy conformes con ello. Pero es obvio que a las bolsas las mantienen sus gentes, sus corredores, y si estos corredores dejan de tener incentivos para estar en la actividad y se retiran en forma conjunta, como ha sucedido en los últimos meses, el peligro es que las cuotas fijas que pagan esos corredores a la Bolsa se dejen de recaudar y la bolsa corra peligro de existencia, porque si no tenemos recursos para financiar la actividad estamos en una situación preocupante.

JAE – ¿Qué puntos de lo aprobado por el BCU tendrían efectos negativos en la actividad de la Bolsa? Recién mencionaba por ejemplo el tema de las grabaciones pero hay otros, la reglamentación es mucho más importante, mucho más vasta.

AU – Sí, es muy importante, es un paquete realmente muy pesado que consta de dos circulares y viene además a agregarse a regulaciones que se están dando en forma cada vez más intensa en los últimos tiempos, fundamentalmente en lo vinculado con los controles de los lavados de activos. En este sentido hay una serie de disposiciones del BCU: mayor exigencia en la información de balances –que pasa a ser trimestral en lugar de semestral–, exigencias muy fuertes en la capacitación del personal casos, llegando a exigir certificados de capacitación con validez internacional cosa que no es fácil lograr y que además tiene costos muy fuertes.

Hay una serie importante de requerimientos además de los que fueron comentados en la introducción; tener que grabar todas las conversaciones con los clientes, más allá de la desconfianza que ya ha generado en muchos de ellos que no tienen ningún interés en que se graben sus instrucciones vinculadas con sus ahorros, fue absolutamente elocuente…

JAE - …sí, por eso apuntaba al tema de los costos. Por un lado la grabación hoy tecnológicamente es bastante sencilla, el costo no tiene que ser necesariamente importante, por eso preguntaba por los otros elementos que están allí, cómo pueden estar impactando en la operativa y en qué segmento de operadores podrían estar afectando esto.

AU – El segmento de operadores es muy variado en sí mismo, hay operadores con una actividad fuerte –unos pocos– y hay muchos operadores con poca actividad. En última instancia creo que el paquete de requerimientos impacta muy fuerte en los operadores más pequeños, que van a sufrir fundamentalmente por el requerimiento de una garantía depositada en el BCU, y que algunos de ellos ya me han manifestado que no poseen esos recursos y por lo tanto van a tener que retirarse. En el caso de la grabación de las conversaciones o de los requerimientos de firmas de órdenes que se le dan a los corredores lógicamente los escritorios más grandes, los que tienen mayor cantidad de clientes, van a ser los más perjudicados porque no solamente se requerirá la firma de los clientes o su grabación sino después el archivo de todos estos elementos. Seguramente hay que contratar más personal en los escritorios y no siempre eso es algo posible.

Sobre todo no podemos analizar regulaciones, normas, decretos, sin tener en cuenta cuál es nuestro mercado, cuál es el desarrollo, cuáles son los negocios que se están realizando. Si nosotros queremos desarrollar el mercado de valores en el país, y eso aparentemente es una prioridad del gobierno que ha sido explícita en muchas ocasiones, veamos qué papel cumple esto donde todas las regulaciones caen sobre los que trabajamos en forma estrictamente vinculada con las operaciones locales y en función de los requerimientos del BCU, y no de otros que quizás estén colocando los dineros fuera, que a veces las operaciones quedan radicadas afuera y ni siquiera hay registros en la plaza local. Este es otro de los riesgos que se corre cuando se sobre regula una actividad y lamentablemente estamos enfrascados en estos temas…

JAE - …pero de lo que dice usted se desprende entonces que habría una desigualdad, que aquellos que por ejemplo tienen interés en sacar dinero afuera no pasan por este tipo de controles que sí recaen en el caso de manejar los fondos a nivel interno.

AU – No, yo lo que digo es que existe la posibilidad, si hay muchos requerimientos vinculados con las órdenes y las operaciones pasadas por los libros y registradas en la Bolsa, de que esas operaciones no se registren en los libros ni en la Bolsa y que se hagan directamente radicando los fondos en el exterior y dando instrucciones por otras vías a los brokers internacionales.

JAE – ¿En este caso no hay regulación, dice usted?

AU – En ese caso hay regulación pero no están establecidos requerimientos en ese sentido y esto puede generar incentivar ese tipo de operaciones.

JAE – ¿Es una contradicción lo que está manejando el BCU con lo que ha manifestado por ejemplo el presidente José Mujica de reactivar el mercado de valores?

AU – Es una pregunta complicada. Todos tenemos que hacernos una autocrítica –el sector privado, la Bolsa, los gobiernos, el propio BCU– porque no hemos logrado desarrollar el mercado de valores hasta ahora. Si el objetivo está delineado, si está definido políticamente, ahora todos tendríamos que estar trabajando en esa dirección, y aparecen estas cosas. Si bien no estoy opinando en contra de la regulación yo pienso que cuando se discutió la Ley de Mercado de Valores la Bolsa presentó la posibilidad de que exista una comisión nacional de valores que promocione y regule al mismo tiempo; desde el momento en que la regulación está radicada exclusivamente en el BCU y está divorciada absolutamente de lo que son los mecanismos de promoción del mercado pasan estas cosas.

En el momento que tenemos una ley que promocionar, que estamos organizando reuniones –ayer tuvimos la primera con empresarios para hacerles ver las bondades de la ley y tratar de avanzar en el desarrollo del mercado– aparecen estas disposiciones, si bien no estoy en contra de las regulaciones…

EMILIANO COTELO:
...justamente desde la audiencia le preguntan, por ejemplo, cuáles son las medidas de control por el tema del lavado de dinero que la BVM aceptaría o propondría.

AU – Las medidas de control del lavado de dinero no son las que están en juego en estas regulaciones. Son las que ya estamos aplicando, que aceptamos en todo momento y hemos colaborado con el BCU en forma muy fuerte en los últimos tiempos.

Las regulaciones vinculadas con las normas de lavado ya fueron implementadas en el pasado y están operativas. En ese sentido nunca hubo ninguna reacción adversa de la Bolsa, simplemente que son controles sobre controles sobre controles y llega un momento en que la actividad del corredor de bolsa está tan controlada que se desincentiva absolutamente.

JAE – ¿Y en este caso cómo funciona en el resto del mundo?

AU – En el resto del mundo hay una variación muy fuerte respecto a las normas. Yo creo que todas las normas de regulación –por eso hablaba de lo que podía haber sido una comisión nacional de valores– tienen que estar en función del estado de desarrollo del mercado. En este sentido, si la promoción del mercado es prioridad absoluta, las normas de regulación –que no estoy en contra de ellas– tienen que estar en función de un incentivo del mercado y no ser algo que trabe al mercado desincentivando la actuación de los propios corredores.

JAE – ¿Qué es lo que va a proponer la Bolsa con respecto a esto?

AU – Flexibilidad y fundamentalmente tiempo para tratar de buscar alguna solución más potable para la eficiencia de los corredores de bolsa. Tenemos la esperanza de que dialogando, como siempre lo hemos hecho, lleguemos a un feliz término. Realmente en la reunión que hicimos el lunes en la Bolsa los agentes estaban muy preocupados, tuvimos una asistencia récord de agentes preocupadísimos por la situación. Eso le vamos a manifestar al presidente del BCU y tenemos la esperanza de ser escuchados.

JAE – La preocupación va por el lado del impacto individual que genera en los corredores pero ¿también hay una preocupación por el impacto global de una disminución en la cantidad de operaciones?

AU – Sí, sin duda, de la cantidad de operaciones que se registren oficialmente y por ende de la propia BVM, que es lo que más me preocupa como su presidente; yo no estoy hablando acá como agente, estoy hablando como presidente de la Bolsa.

La Bolsa está jaqueada, si los corredores se retiran en forma masiva queda absolutamente desfinanciada ipso facto, y el mercado de valores quedará en manos de agentes externos al país o de los bancos.
Compartir

Compartir: Agregar a Facebook Agregar a Twitter Agregar a Google Buzz Agregar a Linkedin Agregar a Delicious Agregar a Digg Agregar a Technorati Agregar a Reddit